Control Prenatal | Obstetricia


CONTROL PRENATAL

PRECIO: $800 $500

MÁS INFORMACIÓN


cesarea

Ginecologia

CONTROL PRENATAL

¿Qué es un Control Prenatal?

La atención prenatal es un conjunto de acciones asistenciales que se realizan con visitas programadas con un especialista en ginecología y obstetricia a fin de controlar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación para el parto o cesárea y la crianza del recién nacido, con la finalidad de disminuir los riesgos de este proceso fisiológico.
En la consulta de control prenatal se pueden tratar los siguientes temas:
• La detección de enfermedades maternas subclínicas.
• La prevención, diagnóstico temprano y tratamiento de las complicaciones del embarazo.
• La vigilancia del crecimiento y la vitalidad fetal.

• La disminución de las molestias y síntomas menores asociados al embarazo.
• La preparación psicofísica para el nacimiento.
• La administración de contenidos educativos para la salud, la familia y el recién nacido.
• La Información a las mujeres embarazadas sobre los signos de alarma durante el embarazo y conducta a seguir.

¿Cómo confirmar un embarazo?

Si la menstruación se retrasa una semana o más puede que sea por un embarazo y en ocasiones se presentan los síntomas característicos, que incluyen los siguientes:
- Mamas agrandadas e hipersensibles al tacto
- Náuseas con vómitos ocasionales
- Necesidad frecuente de micción
- Fatiga inusual
- Cambios en el apetito

Sin embargo, se recomienda siempre realizar una prueba que pueda confirmar de forma segura el embarazo.
Prueba de embarazo de farmacia: cuando el periodo menstrual se atrasa, se puede realizar una prueba de farmacia en casa para confirmar o descartar el posible embarazo. Las pruebas de embarazo en casa detectan la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en la orina de preferencia una vez que hayan transcurrido 10 días de la relación sexual. La gonadotropina coriónica humana es una hormona producida por la placenta en las primeras etapas del embarazo.
Estas pruebas de embarazo en casa son precisas en torno al 97% de las veces. Si el resultado es negativo y aún existe sospecha de embarazo, se debe repetir la prueba unos días después. Podría ser que la primera prueba se hubiera hecho demasiado pronto (antes de que la siguiente menstruación hubiera empezado). Si el resultado es positivo, debe acudir al médico, quien podría hacer otra prueba de embarazo para confirmarlo.


Ginecologia

Pruebas de embarazo de laboratorio: el médico analiza una muestra de orina o de sangre de la mujer para comprobar la presencia de embarazo. Estas pruebas son precisas en más de un 99% de las veces.
Una de estas pruebas, denominada ensayo de inmunoadsorción enzimática (enzimoinmunoanálisis o ELISA), puede detectar rápida y fácilmente incluso una concentración baja de gonadotropina coriónica humana en la orina. Algunas pruebas permiten detectar el bajísimo nivel que existe al cabo de varios días tras la fecundación (antes incluso de que falte una menstruación). El resultado se obtiene en media hora.
Durante los primeros 60 días de embarazo (embarazo normal con un único feto), la concentración de gonadotropina coriónica humana en sangre se duplica cada 2 días aproximadamente. Esta concentración se mide durante el embarazo a fin de valorar si avanza con normalidad.



Ginecologia

Una vez confirmado el embarazo, lo ideal es acudir de forma inmediata con tu médico ginecólogo, ya que en el control de tu embarazo se realiza un ultrasonido para determinar con mayor exactitud las semanas de embarazo que tienes, así como la localización del embarazo (intra o extra uterino) y de esta forma llevar un mejor seguimiento de tu bebé; además de comenzar a cuidarse; no ingerir tóxicos, no fumar, no realizar ejercicios de alto impacto o peligrosos, alimentarse correctamente, etc. En la consulta tu médico te brindará las indicaciones para llevar mejor tu embarazo

¿Por qué es importante llevar un control prenatal durante el embarazo?

La importancia de que lleves tu control prenatal de forma adecuada, incluso si es un embarazo saludable, con esto se logra que ambos tengan un excelente estado de salud, solo así podrás garantizar que la llegada de tu bebé se dé en las mejores condiciones posibles, además, de esta manera tanto tú, como tu ginecólogo, tendrán una gran fuente de información sobre el desarrollo de ambos, lo que, a su vez, puede ayudarlos a prevenir un gran número de complicaciones.

Tener un control regular desde una etapa muy temprana permite identificar a las pacientes con mayor riesgo obstétrico y perinatal, además de contribuir a conductas saludables durante el embarazo.
Algunos estudios incluso sugieren que los hijos nacidos de madres sin control prenatal tienen tres veces más riesgo de nacer con peso bajo y otras afecciones. Además de los cuidados médicos, muchas veces el control prenatal puede incluir educación, soporte emocional y preparación para el parto.
En una consulta de control prenatal se realizará lo siguiente:
- Vigilar muy de cerca el crecimiento del feto durante todo el embarazo.
- Identificar señales que puedan indicar un embarazo de alto riesgo.
- Ajustar las necesidades nutricionales tanto de la madre como del feto, a lo largo del embarazo y después del parto.
- Diseñar un plan de actividades acorde a cada etapa del embarazo que beneficie tanto a la madre como al bebé, para lograr un parto sin dolor.
- Reducir el riesgo de complicaciones tales como el parto prematuro.
El primer trimestre es fundamental ya que es durante esta etapa en la que se comenzarán a tomar decisiones importantes al evaluar el estado de salud de la madre para lograr un desarrollo adecuado del bebé.

Las ecografías tridimensionales se pueden hacer en cualquier momento del embarazo, pero si se quiere realizar una única exploración es preferible realizarla entre las 24 y las 32 semanas. Antes de las 24 semanas los fetos no tienen prácticamente grasa y la musculatura está muy poco desarrollada; por eso durante todo el primer trimestre y parte del segundo, todos tienen un aspecto muy similar.
Después de las 32 semanas hay menos líquido amniótico en relación con el tamaño del feto y, aunque ya tienen unos rasgos faciales muy definitivos y el desarrollo neurológico es prácticamente el de un recién nacido, es más difícil conseguir planos adecuados.

Ginecologia

Además, después de las 30 semanas es relativamente frecuente que acerquen demasiado la cara a la pared del útero o a la placenta, que se tapen con las manos y/o con los pies o que se giren hacia atrás enseñándonos la coronilla y la espalda. Por todas estas razones aconsejamos realizar estas ecografías entre las 24 y las 32 semanas.

¿Con qué frecuencia debo acudir a mi control de embarazo?

Durante el embarazo, todas las mujeres deberán realizar como mínimo 5 visitas a su ginecólogo obstetra para considerar un embarazo saludable; idealmente las visitas deberían ser cada 4 semanas para asegurar un control sano del bebé y la madre.

Visitas Primera Segunda Tercera Cuarta Quinta Sexta
Edad gestacional (semanas) Antes de las 12 12 a 20 20 a 24 27 a 29 33 a 35 38 a 40


¿Será parto o cesárea?

Cada embarazo es único, cada control prenatal es único, por tanto, eres libre de elegir cuál será tú final, para el gran inicio.
Cierto, hay indicaciones y recomendaciones específicas para cada uno y sobre todo para los cuidados durante el embarazo, pero será un ginecólogo obstetra, quién te guiará de acuerdo a tu historial médico, tus decisiones y tu comodidad.
Como dato curioso, hasta un 10% a 15% de las mamás que desencadenan nacimiento por parto será necesario un nacimiento por cesárea y se realiza para garantizar el bienestar de ambos.

¿Dónde llevar mi control prenatal?

Zihuacali es una clínica de maternidad, en dónde llevamos control prenatal y opciones de paquetes para embarazadas; con el fin de ofrecer un servicio integral y en cada etapa de la vida de las mujeres.
Conoce nuestros paquetes y si ya confirmaste tu embarazo agenda tu cita de control prenatal lo antes posible.

slide img